Bali – Que no te timen

Barco rápido a las islas Gili

 

En el artículo de nuestros rincones secretos de Bali, os comentábamos que Amed es un buen lugar para dar el salto a las islas “Gili”.
Para dar este salto hay que comprar un billete de barco como el de la foto de arriba.

Es posible reservar el barco desde España a través de internet con distintas compañías como Pacha Express donde un trayecto de ida para un adulto ronda las 500.000IRP (33€) pero os puede a salir más barato si lo hacéis directamente allí.
Y decimos que os puede salir más barato porque nosotros sufrimos en nuestra propia piel el timo al que te pueden someter lo balineses por considerarte turista y por tanto rico y que puede empañar un poco el viaje.

En nuestra estancia en Amed, fuimos varias veces al resturante Warung Amed SeaView donde el dueño nos atendió estupendamente y nos preguntó por nuestro siguiente destino.
Como no teníamos comprado el billete de barco para volver de Gili Air a Padang Bai, nos dijo que mejor lo comprábamos en Bali porque luego en la isla iba a ser más complicado porque a veces no quedaban plazas en los barcos así que él se ofreció amablemente a gestionárnoslo y nos puso un precio que nos pareció correcto (450.000IRP) teniendo como referencia el precio que habíamos visto por internet, así que compramos el billete con él.
En nuestro billete ponía que el barco salía de la isla a las 10:15 am pero que teníamos que pasarnos un día antes por la oficina de turismo de la empresa de transportes en la isla para confirmar el billete y la hora, así que eso es lo que hicimos, al día siguiente en Gili Air buscamos el puesto de venta de billetes para confirmar.
El chico que allí estaba hizo una llamada por teléfono en su idioma y nos comentó que había 2 barcos, uno que salía a las 8 de la mañana y otro que salía a la 1 del medio día.
Optamos por esta segunda opción para aprovechar más la mañana, así que el chico que nos atendió nos escribió en los billetes que teníamos que estar en el puerto a las 12:30 para subir al barco.
El día de nuestra salida, a las 12:25 estábamos en el puerto y nos sorprendió no ver mucha gente, pero tras enseñarle el billete a la chica del mostrador nos dijo que esperáramos allí.
A las 12:45 nos vino un chico indonesio a toda prisa preguntando por nuestros billetes, le dijimos que estábamos esperando al barco que salía a las 13h y que nos habían escrito en el billete que teníamos que estar allí 30 minutos antes y oh sorpresa! resulta que nos habían engañado… El barco al que teníamos que haber subido había zarpado a las 12!
Así que estábamos enfrente de un barco que sí que iba para Bali pero para el cual no teníamos billete por ser de otra compañía y el chico nos decía que si queríamos subir teníamos que pagar otro billete o sino esperar al día siguiente y subir en el barco que habíamos perdido.
Imaginad la situación, la cara que pones sabiendo que estás siendo timado, que no puedes reclamar a nadie y que no tienes más remedio que pagar ese impuesto revolucionario para subir al barco que te va a llevar a Bali y no descuadrarte el planning de vacaciones.
Así que negocias un precio más o menos justo de 100.000 IRP por cabeza para subir al barco y le das tu billete al chico que te acaba de hacer todo el lío, mientras el barco que ya estaba a 50 metros de la playa regresa para que puedas montarte.

Conclusión: pagamos 450.000IRP inicialmente más 100.000IRP de impuesto revolucionario, lo cual se equipara al precio que pagas por internet, y cuando hablas con la gente que está en el barco te dicen que ellos han pagado sólo 250.000IRP comprando el billete en el lugar adecuado de la isla y no con tantos intermediarios como lo hicimos nosotros.

Otro momento donde nos sentimos como un dolar con patas, fue en las cascadas “git git”.
Fuimos un lunes por la mañana y a la entrada había un par de niñas que parecían hermanas jugando alegremente junto a un adulto que parecía su padre y que se ofreció a hacernos de guía. Cuando le dijimos que no necesitábamos un guía y que íbamos por nuestra cuenta, las niñas cogieron una cestita que tenían con pulseras y demás baratijas y cambiaron la expresión de su rostro en segundos.
Durante un buen rato estuvieron caminando con nosotros con voz lastimera y cara pedigüeña intentando que les comprásemos algo de lo que tenían en la cesta para según decían, poder ir al colegio.
Al ver que no tenían éxito decidieron volver con su padre, no sin antes soltar un bufido.

 

One thought on “Bali – Que no te timen”

  1. Andre dice:

    Howdy! This is kind of off topic but I need some help from an established blog. Is it tough to set up your own blog? I’m not very techincal but I can figure things out pretty fast. I’m thinking about making my own but I’m not sure where to start. Do you have any points or suggestions? Thanks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>