Cuenca – Rincones secretos

Rincones secretos de Cuenca


Hoy nos vamos de viaje por la provincia de Cuenca, a recorrer lugares de nombres evocadores como la ciudad encantada, los callejones, las torcas, las casas colgadas, la ventano del diablo ó tierra muerta.

Mapa turístico de Cuenca

Mapa turístico de Cuenca

 

 

 

El nacimiento del río Cuervo

Desde Guadalajara hasta el nacimiento del río Cuervo pasamos por Puente Vadillos un paraje precioso en donde embotellan el agua Solán de Cabras y un lugar que nos apuntamos en la lista de lugares que merece la pena conocer mejor, sobre todo por la posibilidad que tiene de hacer rutas de senderismo y disfrutar de la naturaleza.

La entrada al nacimiento del río Cuervo es gratuita y tiene un aparcamiento bastante grande, aunque es fácil que un día festivo de primavera se encuentre lleno hasta la bandera.
La ruta hasta el nacimiento es bastante sencilla y apta para todos los públicos, teniendo incluso un tramo que puede hacerse con silla de ruedas.
Hay mesas para improvisar un picnic y si no se ha ido preparado, la zona también cuenta con varios restaurantes en la zona ávidos de comensales.

El entorno es precioso, grandes árboles, lagunas de agua transparente, cascadas que incluso en agosto llevaban agua y el nacimiento del río un tanto esquivo ya que lo primero que pensé cuando lo vi fue…”¿ya está?, ¿esto es todo?
Aún así, una visita totalmente recomendable por la belleza del entorno!



 

 

La otra Ciudad Encantada, los Callejones

Ponemos rumbo a las Majadas para poder disfrutar de la otra Ciudad Encantada, un sitio menos turístico pero igual de sorprendente llamado los Callejones. Las ventajas principales son que el acceso es gratis y está mucho menos masificado. La desventaja, por decirlo de algún modo, es que no vas en un grupo de 30 personas con guía que te vaya explicando la historia del lugar, sino que queda en tu propia imaginación ponerle nombre a la forma que toman las rocas.

Para llegar hasta allí hay que tomar la primera carretera a la izquierda en las Majadas, justo después de pasar una urbanización de chalets negros. No está muy bien señalizado, así que igual toca preguntar si no lo encuentras a la primera.

 
 

Un Mirador al valle

A menos de un kilómetro de los callejones se encuentra este lugar, en donde nos subimos al nido de águilas para sentir que tenemos alas y podemos volar como los pájaros.

¿Qué estarán mirando este par de cuervos?


 

 

Un vistazo desde el ventano del diablo

Con ese nombre, quién no va a querer ir a ver qué es lo que ve el diablo cuando se levanta por la mañana?

Aprovechamos nuestro camino hacia Cuenca para conocer este lugar y quedamos sorprendidos por la belleza del cañón que se encuentra a sus pies. Un río de agua azul turquesa donde empresas de varias empresas de multiaventura llevan a sus clientes de peregrinación para hacer descenso de barrancos.
¿Te atreverías?

 
 

Un pueblo con encanto y su laguna, Uña

Muy cerca del ventano del diablo se encuentra el pueblo de Uña. Un lugar perfecto para hacer un descanso y disfrutar de un paseo alrededor de su laguna.
Si te has traído la caña de pescar, este es un buen lugar para utilizarla!

 

 

Tierra Muerta, un lugar donde los troncos juegan al voleibol

Dicen que este lugar toma el nombre de Tierra Muerta porque ningún manantial brota de esta zona. Sin embargo, no es para nada un desierto.

A la salida de Buenache de la Sierra nos encontramos con un lugar que hizo que detuviéramos el coche y nos bajasemos a ver si era cierto lo que veían nuestros ojos.
Si los troncos de los árboles juegan al voleibol, quién sabe a cuántas cosas más jugarán…

 
 

Las Torcas, ¿Impactos de meteoritos?

Siguiendo con nuestra ruta de entornos naturales, casi por casualidad, llegamos a la torca de la novia que se encuentra justo a pie de la carretera.
Se trata de un círculo casi perfecto de muchos metros de diámetro en el cual parece que el suelo se ha desplomado. Aunque también puedes pensar que el agujero fue causado por el impacto de algún meteorito proveniente de una galaxia muy muy lejana.

Cuenta la leyenda que esta Torca recibe su nombre porque una muchacha puso fin a sus días allí cuando sus padres la llevaban para casarla por conveniencia con una persona que ella no quería.

En la zona hay multitud de agujeros similares y existen varias rutas circulares para verlas como la que pasa por la torca del lobo. La ruta más corta tiene una duración de alrededor de 30 minutos y no tiene demasiada dificultad.

 

 

Las Lagunas, una pena que esté prohibido el baño

7 lagunas perfectamente redondas y de aguas azul turquesa, de las cuales 3 son gratuitas y las 4 restantes tienen un pequeño coste de mantenimiento por encontrarse en una finca privada.

Aunque se puede bajar hasta el agua, no está permitido el baño, así que esta delicia queda reservada para peces y aves.

 
 

Yacimientos romanos en Segóbriga y Valeria

Dejando a un lado la naturaleza, abrimos página de historia y nos encaminamos a ver uno de los yacimientos arqueológicos romanos más conocidos de Cuenca, Segóbriga. Se encuentra muy cerca de la A3 en la salida de “Saelices” y la entrada cuesta 5€ (aunque tienen tarifas más baratas si eres estudiante, jubilado…)

Segóbriga tiene un teatro y un anfiteatro bastante bien conservado, así como un foro y unas termas.

El yacimiento de Valeria no es tan “vistoso” como el de Segóbriga, pero si quieres andar por una calzada romana, deberías ir a verlo.

Consejo: Si el día es soleado, llévate una gorra a cualquiera de los dos sitios, porque aunque a las piedras no les moleste el sol, probablemente a ti sí.

 

 

Ponerte mirando pa Cuenca

Cuentan las malas lenguas que esta expresión viene de cierto rey que hubo hace muchos años aficionado a la astronomía y que hizo construir un observatorio en lo alto de palacio para ver las estrellas y aprovechaba a invitar a las cortesanas, que casualidad eran en su mayoría conquenses, a que subieran de noche con él al torreón para dirigir el telescopio al lugar que las vio nacer.

Dejando a un lado las historias, descubrimos que Cuenca son en realidad dos ciudades en una. Esta la Cuenca donde viven los conquenses a diario y la Cuenca que visitan los turistas.
Nosotros nos quedamos en la parte de Cuenca que conocen los turistas, con sus casas colgadas, puente de hierro, catedral que pretendía ser una Notre Dame pero que se quedó a medias, casas de colores y cuestas, muchas cuestas, hacia arriba y hacia abajo y hacia arriba otra vez.
Puedes entrar a las casas más fotografiadas de Cuenca ya que albergan un museo de arte moderno abierto casi todos los días del año.

 

Mapas y recursos para planificar tu visita a Cuenca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>